PUBLICIDAD

Reseña Historica

martes, 22 de septiembre de 2009

RESEÑA HISTORICA DEL SINDICATO UNITARIO DEL MAGISTERIO DEL ESTADO SUCRE


El Sindicato Unitario del Magisterio del Estado Sucre (SUMA-SUCRE), tuvo su origen en la Federación Venezolana de Maestros-Seccional Cumaná, como parte de la estructura nacional de esta organización de carácter civil creada en el año 1936, por un grupo de destacados educadores venezolanos, entre ellos el Dr. Luis Beltrán Prieto Figueroa. Es por ello que la dirigencia sindical que a nivel regional conducía los destinos de dicha institución para aquella fecha y por mandato de la Ley Orgánica de Educación aprobada el 28 de julio de 1980 y publicada en la Gaceta Oficial Nº 2635, específicamente en razón a los derechos consagrados a los docentes venezolanos en sus artículos 84,85,86 y 87, entre los cuales se establece el de asociarse en agrupaciones académicas, gremiales y sindicales para participar en el estudio y solución de los problemas de la educación y defender los derechos contemplados en esta Ley y en la del Trabajo vigente, decidieron, reunirse en asamblea para constituir como en efecto lo hicieron al Sindicato Unitario del Magisterio del Estado Sucre, redactándose el acta Constitutiva el 26 de noviembre de mil novecientos ochenta y ocho, siendo aprobada el día posterior, en reunión de su primer Comité Directivo, electo en la referida asamblea y que estuvo integrado por: Simón Figueroa, Antonio Guevara, Norma Romero, María Teresa Gi, Pedro Cedeño, Rogelio Abreu, Ana Gutiérrez, Osmar Delgado y Luis Beltrán Cabrera, como principales y Rufino Lara, José Antonio Bottini, Carmen Dolores Meneses, Jesús Enrique Jiménez, Olga Ancheta, Iván Malavé, Jesús E. Malavé, Pedro Alpino y Francisco Fuentes, como suplentes.
Cumpliendo con las disposiciones legales la directiva procede a inscribir y registrar a esta organización sindical en la Inspectoría del Trabajo del Estado Sucre, el 18-12-1981, quedando formalmente registrada mediante el Nº 516, del Tomo III Folio 245. Con la constitución del SUMA-SUCRE y otras organizaciones similares en el resto del país, se conforma a nivel nacional la Federación Nacional del Magisterio de Venezuela (FETRAMAGISTERIO).
Cumpliendo con sus estatutos, la Constitución y las Leyes, este sindicato ha efectuado sus procesos electorales para la renovación de sus autoridades en los lapsos legales establecidos, lográndose la incorporación de un grupo de cuadros dirigenciales que han venido destacándose a través del tiempo, manteniéndose las mejores relaciones entre las fracciones o grupos de opinión que convergen en el mismo. Es importante resaltar que desde su fundación hasta marzo de 1992, esta organización sindical estuvo presidida por el Prof. Simón Figueroa, hoy desaparecido físicamente, a quienes se le reconoce sus dotes de líder gremial y quien sirvió de ejemplo a muchos dirigentes magisteriales del Estado, por su capacidad, constancia y coraje demostrado en las luchas de los docentes del Estado.
Después de encargarse de la presidencia en marzo del año 1992 y resultando electo en los procesos electorales subsiguientes, el Prof. Jesús Malavé, presidió este Sindicato hasta el año 2005, acompañado de destacados dirigentes, fundamentalmente venidos de los diferentes centros de trabajo, donde ejercieron responsabilidades como delegados sindicales. En las elecciones sindicales del año 2005, el Prof. José Alpino es electo Presidente para el período 2004-2007, acompañado de un eficiente equipo, que demostró interés y voluntad para el trabajo gremial. En correspondencia con lo contemplado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las normas que rigen las elecciones sindicales, en julio del año 2008, el SUMA-SUCRE, realizó un nuevo proceso electoral en el cual el 62 % de los afiliados que concurrieron a votar eligieron al Prof. Jesús Malavé, para que una vez más presida este sindicato, ratificándose en este proceso el respaldo a parte del equipo anterior, en responsabilidades diferentes, e incorporándose en el mismo a otros destacados educadores
Desde sus inicios hasta la actualidad el Sindicato Unitario del Magisterio del Estado Sucre, ha venido desarrollando su actividad conforme lo establecido en las normas que rigen el funcionamiento de las organizaciones sindicales y participando activamente en las diferentes actividades conducentes a la conquista y defensa de las reivindicaciones sociales, académicas, profesionales y económicas de sus afiliados y demás trabajadores de la educación, fundamentalmente en lo que se refiere a la discusión y firma de las Convenciones Colectivas de Trabajo, lo que lo ha hecho merecedor del reconocimiento y el apoyo mayoritario del magisterio sucrense, marcando pauta en la lucha gremial de nuestro estado y del cual han egresado profesionales de la docencia que producto de la dinámica política, gremial y social regional se han visto en la necesidad de asumir otras responsabilidades públicas.

_______________________________________________________________
_______________________________________________________________


RESEÑA HISTORICA DE LA FEDERACION UNITARIA DEL MAGISTERIO DE VENEZUELA (FETRAMAGISTERIO)



El origen o génesis de la Federación Unitaria del Magisterio de Venezuela (FETRAMAGISTERIO) está estrechamente vinculado con el proceso histórico de las luchas de los docentes venezolanos, por lo que para conocer su trayectoria gremial, académica y sindical es necesario remontarnos a la fundación de la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria, aquel 15 de enero del año mil novecientos treinta y dos en el edificio donde funciona el Colegio Vargas en la ciudad de Caracas.
Entre sus fundadores se encuentran Miguel Suniaga, Víctor M. Orozco, José Antonio López, Luis Beltrán Prieto F., Santiago Schenelle, Luis Padrino, Rosa de Vanegas, María Teresa Landaeta, Margot Lares, etc. La primera junta directiva de la sociedad quedo integrada de la siguiente manera: Presidente Miguel Suniaga, Vicepresidente Víctor Manuel Orozco; Secretario José Antonio López; Subsecretaria Isabel Delgado Sarmiento; Tesorera Ana Gertrudes Ohep; Bibliotecaria Virginia Martínez. Luis Beltrán Pietro fue el que propuso el nombre de la naciente sociedad.
El trabajo de la SVMIP desde sus inicios se fundamentó en la creatividad y espíritu de lucha. Los maestros se plantean que no era el mejor momento para iniciar una campaña a fondo por la renovación de la escuela, sino que era mejor promover inquietudes y crear el ambiente, para profundizar más adelante la transformación del modelo de educación.
Al cumplir su primer aniversario, publican una revista de educación que se llamó Revista Pedagógica, primer órgano de difusión del pensamiento de los docentes venezolanos. De igual forma la revista publica artículos sobre problemas, innovaciones y métodos educativos, como una forma de contribuir al mejoramiento de la calidad en la enseñanza.
En 1934 la SVMIP creó un Seminario Pedagógico para efectuar investigaciones educativas y cuyos resultados dan fe de la preocupación de los docentes venezolanos de la época, por superar los problemas educativos. Debido a esa labor, que ponía en entredicho la gestión del Ministerio de Instrucción Pública, en 1935 el Ministro Rafael González Rincones, emitió un decreto ordenando a los maestros renunciar a la sociedad, bajo pena de perder sus cargos. Este decreto fue complementado con persecuciones constantes, lo que motivo la suspensión del trabajo que debió continuar en la clandestinidad.
Al morir el General Gómez en diciembre de 1935, comienza un gobierno de transición dirigido por el General Eleazar López Contreras. El 2 de enero de 1936 , el Presidente López designa a José Ramón Ayala, Ministro de Instrucción Publica. Esto provocó la protesta de la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria, cuyo directorio presidido por Luis Beltrán Prieto Figueroa envió una carta al Presidente de la República para expresarle su rechazo al nombramiento.
Esta protesta influyó en su remoción. Lo sustituyó el Dr. Caracciolo Parra Pérez, poco tiempo después reemplazado por Rómulo Gallegos.

En 1936 la Sociedad Venezolana de Maestros presentó un Proyecto de Ley Orgánica de Educación Universitaria y Media, conjuntamente con la Federación de Estudiantes de Venezuela. Es el primer aporte, desde el punto de vista legal que presenta el Magisterio organizado para cambiar la estructura jurídica que regía el sistema educativo.
Este proyecto consagraba el principio del Estado Docente, la obligatoriedad escolar desde los cuatro hasta los dieciséis años y la gratuidad de la enseñanza.
El concepto de gratuidad, implicaba no solo el acceso a los locales educativos sino también ayuda efectiva para la alimentación, vestido, transporte, útiles escolares, etc.
El 29 de julio de 1936 la directiva de la sociedad encabezada por Luis Beltrán Prieto, convoca a una gran convención del Magisterio de Venezuela en Caracas para el 25 de agosto de ese año. Comenzaba de esta manera la historia de la organización magisterial llamada Federación Venezolana de Maestros.
La convocatoria para la Gran Convención del Magisterio de Venezuela expresaba en el literal b. del punto 3: "formulación de bases y estatutos, así como la declaración de principios de la Asociación Nacional del Magisterio Venezolano" .
Transcurridos ocho días de labores, el dos de septiembre de 1936 se le dio lectura a las bases y estatutos que deberían regir la Asociación Nacional del Magisterio Venezolano, presentados por una comisión que integraron R. Escobar Lara, A. Matute Sojo, Bolivia Tovar, Luisa Herminia Linares, Pablo Álvarez, Manuel Manlujano y Dionisio López O.
Una vez discutidos los estatutos fueron aprobados con la sola modificación del nombre. A propuesta del Maestro Víctor M. Orozco fue aprobada la denominación de FEDERACIÓN VENEZOLANA DE MAESTROS.
De esta manera se da luz a la vida de la organización gremial del Magisterio Venezolano que se convirtió en ductora y guía de las luchas de los docentes por mejores condiciones de vida y para contribuir a mejorar la calidad de la educación y la situación de los niños y jóvenes venezolanos.
Desde 1936 los docentes comienzan a buscar mejores condiciones de vida y a impulsar mecanismos para modernizar la educación.
La creación de la FVM permite que la sociedad fije su mirada en los docentes, lo que permite realzar la imagen y conquistar consideración social.
Los hombres y mujeres que tenían a su cargo la formación de la nueva Venezuela estaban relegados social y económicamente. El maestro estaba acorralado por sus necesidades más prioritarias, como alimento, vestido y vivienda.
Entre 1936 y 1958, los maestros venezolanos celebraron catorce convenciones nacionales. Destacan las realizadas en Barquisimeto (1937), Cumaná (1938), Valencia (1943), Nueva Esparta (1946), Mérida (1947), Maturín (1948) y Trujillo (1950). En las convenciones de Nueva Esparta y Mérida surgieron los antecedentes de la sindicalización del Magisterio Venezolano.
La Convención de Trujillo (1950) fue suspendida por la intervención de la Guardia Nacional, por considerar subversivo al gremio de los educadores. Venezuela estaba gobernada por un régimen militar.
A partir de ese momento, la directiva es controlada por maestros que ocupan altos cargos en el Ministerio de Educación, afectos al régimen. El presidente de la FVM, J.M. Alfaro Zamora, fue destituido de su cargo y desterrado.
Durante el período 1945-1948, el partido Acción Democrática, pasa a tener gran influencia en el gremio. Sus tesis educativas cobran fuerza y son asumidas por el gobierno. Algunos maestros fueron objeto de persecución ideológica. Varios directivos gremiales, militantes de Acción Democrática, actuaron de manera partidista y sectaria, en un intento de hacer del gremio un apéndice del partido. La Federación perdió su tradicional combatividad.
Durante los años 1936-1949, los presidentes de la Federación Venezolana de Maestros, fueron Luis Beltrán Prieto Figueroa, Mercedes Fermín, Roberto Martínez Centeno, Luis Padrino, Víctor Manuel Orozco, Antonio Manzano, Humberto Bártoli, Horacio Vanegas, Rene Domínguez, Reinaldo Leandro Mora y J.M. Alfaro Zamora.
La Primera convención del Magisterio produjo un interesante documento denominado Situación Económica del Magisterio Venezolano, en el que por primera vez se planteó el aumento salarial para los docentes. Los maestros ganaban 230 Bs. y solicitaron incremento a 400 Bs., lo que no se logró inmediatamente.
Entre 1945-1948, se logra por primera vez, mejorar las condiciones socioeconómicas de los maestros. También se plantean soluciones concretas frente a los dos problemas fundamentales, situación económica y formación profesional.
Durante la década de 1948-1958, bajo la dictadura militar los docentes no recibieron beneficios económicos, sino hasta el final de ese régimen cuando se les aumento a 546 Bs.
En 1947, el Ministro de Educación Luis Beltrán Prieto Figueroa (Ex presidente de la FVM) puso en funcionamiento la Escuela de Vacaciones del Magisterio y echó las bases del entrenamiento de todos los maestros no titulados y del mejoramiento de la cultura de los titulados. Esto dio origen al instituto de mejoramiento profesional del Magisterio, hoy dependiente de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL).
En Agosto de 1950, durante la celebración de la XV Convención Regional del Magisterio en Trujillo, se puso fin a la unidad gremial conformada alrededor de la FVM. El evento fue disuelto por la dictadura militar y la institución paso a manos de partidarios del Gobierno.
En 1957, los oportunistas directivos, utilizaron la institución para los homenajes espurios a las glorias de la patria y respaldaron las cuestionadas elecciones de ese año.
Dentro del conglomerado magisterial, se mantuvo una fuerza moral muy alta, dispuesta a rescatar el honor de la institución.
En mayo de 1957, se constituyó la Junta Patriótica del Magisterio que obedeció a las mismas causas de la Junta Patriótica Nacional. La integraron, entre otros, Pedro González Blondel, Rubén Cisneros, Ninfa de Ortiz y Luis Alfaro Salazar. Este grupo fue el que convocó para la mañana del 23 de enero de 1958 (Día de la caída de la dictadura) una reunión general del magisterio caraqueño, en cuya asamblea se designó el Comité Reorganizador de la FVM.
Este Comité estuvo presidido por Pedro González Blondel e integrado por Luis Alfaro Salazar, Angel C. Rivas, Rosa Arias, Ninfa de Ortiz, Osmán Aranguibel, Hugo Domínguez, Luisa de Mijares y Rubén Cisneros. Ellos convocaron la XV Convención que se celebró del 23 al 28 de agosto en la Ciudad Universitaria de Caracas.
Durante los años 1958-1968, la FVM se acoge al pacto de unidad, propuesto y firmado por los partidos AD, COPEI y URD para consolidar la democracia. La presencia de los partidos políticos en la FVM hizo decaer la base efevemista.
A pesar de que durante el mismo año del derrocamiento de la dictadura se decretó un aumento salarial para los maestros por parte de la junta de gobierno, que permitió elevar el sueldo a 700 Bs., los docentes venezolanos, vivieron el hecho insólito de una rebaja de 50 Bs. mensuales en cumplimiento de las medidas de urgencia decretadas por el Presidente Rómulo Betancourt.
La actitud pasiva de la FVM, durante este decenio, puede explicarse señalando que la institución estuvo controlada por el partido Acción Democrática. Debe destacarse que si bien no hubo luchas reivindicativas, en el campo del mejoramiento académico se logró mejorar la calidad del sistema educativo.
Durante los años 1958-1979, se realizaron ocho convenciones nacionales, en Caracas (1958), Tucupita (1959), Maracay (1960), Barinas (1962), Ciudad Guayana (1964), Cumaná (1974) y Trujillo (1979). La Convención de Ciudad Guayana culminó sus deliberaciones en Caracas, debido a una tragedia ocurrida en el Parque La Llovizna.
A partir de la Convención de Cumaná, el máximo evento del Magisterio es denominado Congreso de los Trabajadores de la Enseñanza.
Fueron presidentes durante este período, Pedro González Blondel, Félix Adams, Manuel Fermín, Antonio José Medina, Adelso González Urdaneta, José Miguel Monagas, Humberto Anzola e Isaac Olivera.
Es importante destacar que desde el punto de vista jurídico la Federación Venezolana de Maestros tenía carácter de asociación civil en virtud de que los educadores eran considerados funcionarios públicos que se regían en sus relaciones de trabajo por la Ley de Carrera Administrativa y hasta julio de 1980, estuvieron rigiéndose por una Ley Orgánica de Educación, vigente desde el año 1958.
El 28 de julio de 1980, se publica en la Gaceta Oficial Nº 2635, la nueva Ley Orgánica de Educación, aún vigente, cuyos articulados son productos de los aportes del magisterio venezolano discutidos en las últimas convenciones nacionales, siendo Luis Beltrán Prieto Figueroa, uno de sus principales autores. En esta ley se establece el derecho a la sindicalización de los docentes del país, como puede observarse en el contenido del artículo Nº 84 y el de regirse en sus relaciones de trabajo por las Leyes Orgánicas de Educación y del Trabajo (Artículo Nº 86).
Estas disposiciones legales conllevaron a que las instituciones gremiales vigentes se adaptaran a las mismas, por lo que quienes para esa fecha asumían funciones de dirección en dichas organizaciones tuvieron que convocar a los organismos deliberantes correspondientes para tomar las decisiones correspondientes. En el caso de la Federación Venezolana de Maestros, durante el año 1980 se vio envuelta en un proceso electoral antes de adaptarse a las nuevas disposiciones legales, produciéndose una división en su seno por la confrontación político-partidista y la intromisión del gobierno para esa época (COPEY), originándose por un lado la legalización de una organización sindical que mantuvo las siglas de la FVM, con predominio de la tendencia del partido oficialista, presidida por el dirigente magisterial socialcristiano Prof. Carlos Andueza y por la otra la fundación de la Federación Unitaria del Magisterio de Venezuela (FETRAMAGISTERIO), presidida por el dirigente magisterial Prof. Isaac Olivera, militante del MEP y quien presidió hasta esa fecha la FVM como asociación civil.
Es así como entonces en 1981 FETRAMAGISTERIO hace presencia como organización sindical, clasista y de opinión. El 5 de diciembre de ese mismo año se realiza la Asamblea Nacional para su constitución, con la presencia de 10 sindicatos constituidos para la fecha: SUMA-FALCON, SUMA-TRUJILLO, SUMA-MERIDA, SUMA-CARABOBO, SUMA-LARA, SUMA-DISTRITO FEDERAL, SINDICATO PROFESIONAL DE TRABAJADORES DE LA DOCENCIA DEL ESTADO PORTUGUESA, SUMA-TACHIRA, SUMA-ANZOATEGUI Y SUMA-ARAGUA. En el caso de SUMA-SUCRE que igualmente está afiliado a esta Federación, no estuvo presente en esta Asamblea, a pesar de haberse constituido el 26-11-1981 en virtud de que el mismo fue legalizado mediante su inscripción en la Inspectoría del Trabajo del Estado Sucre el 18-12-1981, quedando registrado mediante el Nº 516, del Tomo III Folio 245.
FETRAMAGISTERIO fue legalizada el 18 de enero de 1982, quedando inscrita bajo el Nº 205, folios 110 y 111 del Libro de Registro correspondiente ante el Ministerio del Trabajo.
Actualmente FETRAMAGISTERIO tiene presencia en todo el país, con 24 sindicatos legalmente constituidos y más de 50.000 afiliados de dependencia nacional y estadal.
Toda la dinámica de crecimiento institucional se ve rodeada por tipificaciones socio-históricas manifestadas así:

• Hay una crisis grave en el país.
• La democracia está en peligro por los ramalazos castrenses y populares.
• Un cuadro debilitado de los aspectos sociales, culturales, económicos y políticos del país.
Una expresión de desajuste en la estructura del sistema educativo venezolano.
Frente a este panorama, quienes han ejercido la presidencia de FETRAMAGISTERIO a nivel

nacional, han sido los dirigentes magisteriales siguientes:
1. Isaac Olivera Quintero (1982-1986)
2. Rudecindo Oberto Martínez (1986-1994) (1994-1997)
3. Teolindo Jiménez (1997-2000)
4. José Rafael Marcano (2000-2001)-Comité Transitorio
5. Nelson González (2001-2004) (2004-2009)

Esta organización sindical ha orientado su acción hacia la defensa y principios de:

a) El movimiento sindical.
b) El magisterio como clase
c) La defensa de los derechos e intereses de los trabajadores de la docencia.
d) La participación activa en las decisiones que se adopten sobre la docencia como rama laboral.
e) El derecho de los docentes a tener representación en las instituciones y organismos públicos donde se ventilen los intereses de la clase trabajadora.
f) La estabilidad efectiva en el trabajo.
g) La lucha por la presencia de la educación popular, democrática, gratuita, obligatoria, laica, científica y técnica, además:

• Los valores permanentes de la cultura y la defensa de la identidad nacional.
• Los inalienables intereses que preservan la integridad de la familia.
• Los intereses del niño y del joven
• Los intereses nacionales de la educación.
• El desarrollo nacional independiente.

Durante toda su trayectoria como organización nacional sindical del magisterio venezolano conjuntamente con sus sindicatos filiales, FETRAMAGISTERIO, ha jugado un papel importante en las luchas libradas por los trabajadores de la educación en el país en función de la conquista y defensa de sus derechos y reivindicaciones, destacándose en las discusiones y firma de los distintos instrumentos que regulan las relaciones de trabajo de los docentes venezolanos, desde las actas de convenimientos hasta las Convenciones Colectivas o Contratos Colectivos de Trabajo.

FETRAMAGISTERIO nació para evitar errores históricos y conceptuales, para no estar sumisa tácita o expresamente a un patrono, para evitar todo aquello que signifique beneficio personal por encima de lo social, para caminar al lado de aquellos que trabajaban para que nuestro país sea, más temprano que tarde, la Venezuela que todos hemos soñado. En fin, nació para comprobar que sólo el magisterio es la única estructura capaz de hacer que el pueblo venezolano sea dueño y conductor de su propio destino.


IMPORTANTE PARA TU INFORMACION:

Antes de la aprobación de la Ley Orgánica de Educación de julio de 1980, los educadores conformaron agrupaciones o asociaciones de carácter civil, que no tenían condición sindical. Es así como lograron conformarse las organizaciones: Federación Venezolana de Maestros(FVM), Colegio de Profesores de Venezuela(CPV), Colegio de Licenciados en Educación(CLEV), Colegio de Peritos y Técnicos(CPTIV).
Con la entrada en vigencia de la Ley Orgánica de Educación, a partir del 28 de julio del año 1980, estas asociaciones dieron paso a la conformación de las organizaciones sindicales siguientes: de la FVM se originaron la FVM (sindical) y FETRAMAGISTERIO, el CPV se convierte en FENAPRODO (Federación Nacional de Profesionales de la Docencia), el CLEV en FESLEV (Federación de Sindicatos de Licenciados de Educación de Venezuela), el CPTIV en FEV (Federación de Educadores de Venezuela). De igual forma existía el Sindicato Nacional de Funcionarios Públicos del Ministerio de Educación, que fue producto de una división de la FVM durante la década de los años 70 en época del gobierno de AD, del cual se originó FETRAENSEÑANZA (Federación de Trabajadores de la Enseñanza y afines de Venezuela). Así mismo se constituyó FENATEV (Federación Nacional de Trabajadores de la Educación de Venezuela) que se origina como producto de la división del Comando Intersindical del Magisterio, fundamentalmente afectándose a la FVM y el CPV. Posteriormente y atendiendo criterios políticos-partidistas se crean FETRASINED y ahora más recientemente SINAFUM.
A nivel del Estado Sucre, estas Federaciones Nacionales tienen su representación a través de sus sindicatos filiales:

• FVM……….SINVEMA (Sindicato Venezolano de Maestros (Cumaná y Carúpano)
• FETRAMAGISTERIO……SUMA-SUCRE (Sindicato Unitario del Magisterio del estado Sucre)
• FENAPRODO…….SINPRODO (Sindicato de Profesionales de la Docencia (Cumaná y Carúpano)
• FESLEV……SILE-SUCRE (Sindicato de Licenciados en Educación del Estado Sucre)
• FEV…..SINPROTED (Sindicato de Profesionales Técnicos en Educación del Estado Sucre)
• FETRAENSEÑANZA…..STE (Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza (Cumaná y Carúpano)
• FENATEV……….SINDITE (Sindicato de Trabajadores de la Educación del Estado Sucre)
• FETRASINED…..Se desconoce la existencia de sindicato a nivel del Estado Sucre
• SINAFUM……. El mismo nombre se mantiene a nivel regional.

_______________________________________________________________
_______________________________________________________________

Directivos del Suma Sucre

.

CONTADOR ONLINE


casino Contador De Visitas
.

Reseña Historica

RESEÑA HISTORICA DEL SINDICATO UNITARIO DEL MAGISTERIO DEL ESTADO SUCRE


El Sindicato Unitario del Magisterio del Estado Sucre (SUMA-SUCRE), tuvo su origen en la Federación Venezolana de Maestros-Seccional Cumaná, como parte de la estructura nacional de esta organización de carácter civil creada en el año 1936, por un grupo de destacados educadores venezolanos, entre ellos el Dr. Luis Beltrán Prieto Figueroa. Es por ello que la dirigencia sindical que a nivel regional conducía los destinos de dicha institución para aquella fecha y por mandato de la Ley Orgánica de Educación aprobada el 28 de julio de 1980 y publicada en la Gaceta Oficial Nº 2635, específicamente en razón a los derechos consagrados a los docentes venezolanos en sus artículos 84,85,86 y 87, entre los cuales se establece el de asociarse en agrupaciones académicas, gremiales y sindicales para participar en el estudio y solución de los problemas de la educación y defender los derechos contemplados en esta Ley y en la del Trabajo vigente, decidieron, reunirse en asamblea para constituir como en efecto lo hicieron al Sindicato Unitario del Magisterio del Estado Sucre, redactándose el acta Constitutiva el 26 de noviembre de mil novecientos ochenta y ocho, siendo aprobada el día posterior, en reunión de su primer Comité Directivo, electo en la referida asamblea y que estuvo integrado por: Simón Figueroa, Antonio Guevara, Norma Romero, María Teresa Gi, Pedro Cedeño, Rogelio Abreu, Ana Gutiérrez, Osmar Delgado y Luis Beltrán Cabrera, como principales y Rufino Lara, José Antonio Bottini, Carmen Dolores Meneses, Jesús Enrique Jiménez, Olga Ancheta, Iván Malavé, Jesús E. Malavé, Pedro Alpino y Francisco Fuentes, como suplentes.
Cumpliendo con las disposiciones legales la directiva procede a inscribir y registrar a esta organización sindical en la Inspectoría del Trabajo del Estado Sucre, el 18-12-1981, quedando formalmente registrada mediante el Nº 516, del Tomo III Folio 245. Con la constitución del SUMA-SUCRE y otras organizaciones similares en el resto del país, se conforma a nivel nacional la Federación Nacional del Magisterio de Venezuela (FETRAMAGISTERIO).
Cumpliendo con sus estatutos, la Constitución y las Leyes, este sindicato ha efectuado sus procesos electorales para la renovación de sus autoridades en los lapsos legales establecidos, lográndose la incorporación de un grupo de cuadros dirigenciales que han venido destacándose a través del tiempo, manteniéndose las mejores relaciones entre las fracciones o grupos de opinión que convergen en el mismo. Es importante resaltar que desde su fundación hasta marzo de 1992, esta organización sindical estuvo presidida por el Prof. Simón Figueroa, hoy desaparecido físicamente, a quienes se le reconoce sus dotes de líder gremial y quien sirvió de ejemplo a muchos dirigentes magisteriales del Estado, por su capacidad, constancia y coraje demostrado en las luchas de los docentes del Estado.
Después de encargarse de la presidencia en marzo del año 1992 y resultando electo en los procesos electorales subsiguientes, el Prof. Jesús Malavé, presidió este Sindicato hasta el año 2005, acompañado de destacados dirigentes, fundamentalmente venidos de los diferentes centros de trabajo, donde ejercieron responsabilidades como delegados sindicales. En las elecciones sindicales del año 2005, el Prof. José Alpino es electo Presidente para el período 2004-2007, acompañado de un eficiente equipo, que demostró interés y voluntad para el trabajo gremial. En correspondencia con lo contemplado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las normas que rigen las elecciones sindicales, en julio del año 2008, el SUMA-SUCRE, realizó un nuevo proceso electoral en el cual el 62 % de los afiliados que concurrieron a votar eligieron al Prof. Jesús Malavé, para que una vez más presida este sindicato, ratificándose en este proceso el respaldo a parte del equipo anterior, en responsabilidades diferentes, e incorporándose en el mismo a otros destacados educadores
Desde sus inicios hasta la actualidad el Sindicato Unitario del Magisterio del Estado Sucre, ha venido desarrollando su actividad conforme lo establecido en las normas que rigen el funcionamiento de las organizaciones sindicales y participando activamente en las diferentes actividades conducentes a la conquista y defensa de las reivindicaciones sociales, académicas, profesionales y económicas de sus afiliados y demás trabajadores de la educación, fundamentalmente en lo que se refiere a la discusión y firma de las Convenciones Colectivas de Trabajo, lo que lo ha hecho merecedor del reconocimiento y el apoyo mayoritario del magisterio sucrense, marcando pauta en la lucha gremial de nuestro estado y del cual han egresado profesionales de la docencia que producto de la dinámica política, gremial y social regional se han visto en la necesidad de asumir otras responsabilidades públicas.

_______________________________________________________________
_______________________________________________________________


RESEÑA HISTORICA DE LA FEDERACION UNITARIA DEL MAGISTERIO DE VENEZUELA (FETRAMAGISTERIO)



El origen o génesis de la Federación Unitaria del Magisterio de Venezuela (FETRAMAGISTERIO) está estrechamente vinculado con el proceso histórico de las luchas de los docentes venezolanos, por lo que para conocer su trayectoria gremial, académica y sindical es necesario remontarnos a la fundación de la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria, aquel 15 de enero del año mil novecientos treinta y dos en el edificio donde funciona el Colegio Vargas en la ciudad de Caracas.
Entre sus fundadores se encuentran Miguel Suniaga, Víctor M. Orozco, José Antonio López, Luis Beltrán Prieto F., Santiago Schenelle, Luis Padrino, Rosa de Vanegas, María Teresa Landaeta, Margot Lares, etc. La primera junta directiva de la sociedad quedo integrada de la siguiente manera: Presidente Miguel Suniaga, Vicepresidente Víctor Manuel Orozco; Secretario José Antonio López; Subsecretaria Isabel Delgado Sarmiento; Tesorera Ana Gertrudes Ohep; Bibliotecaria Virginia Martínez. Luis Beltrán Pietro fue el que propuso el nombre de la naciente sociedad.
El trabajo de la SVMIP desde sus inicios se fundamentó en la creatividad y espíritu de lucha. Los maestros se plantean que no era el mejor momento para iniciar una campaña a fondo por la renovación de la escuela, sino que era mejor promover inquietudes y crear el ambiente, para profundizar más adelante la transformación del modelo de educación.
Al cumplir su primer aniversario, publican una revista de educación que se llamó Revista Pedagógica, primer órgano de difusión del pensamiento de los docentes venezolanos. De igual forma la revista publica artículos sobre problemas, innovaciones y métodos educativos, como una forma de contribuir al mejoramiento de la calidad en la enseñanza.
En 1934 la SVMIP creó un Seminario Pedagógico para efectuar investigaciones educativas y cuyos resultados dan fe de la preocupación de los docentes venezolanos de la época, por superar los problemas educativos. Debido a esa labor, que ponía en entredicho la gestión del Ministerio de Instrucción Pública, en 1935 el Ministro Rafael González Rincones, emitió un decreto ordenando a los maestros renunciar a la sociedad, bajo pena de perder sus cargos. Este decreto fue complementado con persecuciones constantes, lo que motivo la suspensión del trabajo que debió continuar en la clandestinidad.
Al morir el General Gómez en diciembre de 1935, comienza un gobierno de transición dirigido por el General Eleazar López Contreras. El 2 de enero de 1936 , el Presidente López designa a José Ramón Ayala, Ministro de Instrucción Publica. Esto provocó la protesta de la Sociedad Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria, cuyo directorio presidido por Luis Beltrán Prieto Figueroa envió una carta al Presidente de la República para expresarle su rechazo al nombramiento.
Esta protesta influyó en su remoción. Lo sustituyó el Dr. Caracciolo Parra Pérez, poco tiempo después reemplazado por Rómulo Gallegos.

En 1936 la Sociedad Venezolana de Maestros presentó un Proyecto de Ley Orgánica de Educación Universitaria y Media, conjuntamente con la Federación de Estudiantes de Venezuela. Es el primer aporte, desde el punto de vista legal que presenta el Magisterio organizado para cambiar la estructura jurídica que regía el sistema educativo.
Este proyecto consagraba el principio del Estado Docente, la obligatoriedad escolar desde los cuatro hasta los dieciséis años y la gratuidad de la enseñanza.
El concepto de gratuidad, implicaba no solo el acceso a los locales educativos sino también ayuda efectiva para la alimentación, vestido, transporte, útiles escolares, etc.
El 29 de julio de 1936 la directiva de la sociedad encabezada por Luis Beltrán Prieto, convoca a una gran convención del Magisterio de Venezuela en Caracas para el 25 de agosto de ese año. Comenzaba de esta manera la historia de la organización magisterial llamada Federación Venezolana de Maestros.
La convocatoria para la Gran Convención del Magisterio de Venezuela expresaba en el literal b. del punto 3: "formulación de bases y estatutos, así como la declaración de principios de la Asociación Nacional del Magisterio Venezolano" .
Transcurridos ocho días de labores, el dos de septiembre de 1936 se le dio lectura a las bases y estatutos que deberían regir la Asociación Nacional del Magisterio Venezolano, presentados por una comisión que integraron R. Escobar Lara, A. Matute Sojo, Bolivia Tovar, Luisa Herminia Linares, Pablo Álvarez, Manuel Manlujano y Dionisio López O.
Una vez discutidos los estatutos fueron aprobados con la sola modificación del nombre. A propuesta del Maestro Víctor M. Orozco fue aprobada la denominación de FEDERACIÓN VENEZOLANA DE MAESTROS.
De esta manera se da luz a la vida de la organización gremial del Magisterio Venezolano que se convirtió en ductora y guía de las luchas de los docentes por mejores condiciones de vida y para contribuir a mejorar la calidad de la educación y la situación de los niños y jóvenes venezolanos.
Desde 1936 los docentes comienzan a buscar mejores condiciones de vida y a impulsar mecanismos para modernizar la educación.
La creación de la FVM permite que la sociedad fije su mirada en los docentes, lo que permite realzar la imagen y conquistar consideración social.
Los hombres y mujeres que tenían a su cargo la formación de la nueva Venezuela estaban relegados social y económicamente. El maestro estaba acorralado por sus necesidades más prioritarias, como alimento, vestido y vivienda.
Entre 1936 y 1958, los maestros venezolanos celebraron catorce convenciones nacionales. Destacan las realizadas en Barquisimeto (1937), Cumaná (1938), Valencia (1943), Nueva Esparta (1946), Mérida (1947), Maturín (1948) y Trujillo (1950). En las convenciones de Nueva Esparta y Mérida surgieron los antecedentes de la sindicalización del Magisterio Venezolano.
La Convención de Trujillo (1950) fue suspendida por la intervención de la Guardia Nacional, por considerar subversivo al gremio de los educadores. Venezuela estaba gobernada por un régimen militar.
A partir de ese momento, la directiva es controlada por maestros que ocupan altos cargos en el Ministerio de Educación, afectos al régimen. El presidente de la FVM, J.M. Alfaro Zamora, fue destituido de su cargo y desterrado.
Durante el período 1945-1948, el partido Acción Democrática, pasa a tener gran influencia en el gremio. Sus tesis educativas cobran fuerza y son asumidas por el gobierno. Algunos maestros fueron objeto de persecución ideológica. Varios directivos gremiales, militantes de Acción Democrática, actuaron de manera partidista y sectaria, en un intento de hacer del gremio un apéndice del partido. La Federación perdió su tradicional combatividad.
Durante los años 1936-1949, los presidentes de la Federación Venezolana de Maestros, fueron Luis Beltrán Prieto Figueroa, Mercedes Fermín, Roberto Martínez Centeno, Luis Padrino, Víctor Manuel Orozco, Antonio Manzano, Humberto Bártoli, Horacio Vanegas, Rene Domínguez, Reinaldo Leandro Mora y J.M. Alfaro Zamora.
La Primera convención del Magisterio produjo un interesante documento denominado Situación Económica del Magisterio Venezolano, en el que por primera vez se planteó el aumento salarial para los docentes. Los maestros ganaban 230 Bs. y solicitaron incremento a 400 Bs., lo que no se logró inmediatamente.
Entre 1945-1948, se logra por primera vez, mejorar las condiciones socioeconómicas de los maestros. También se plantean soluciones concretas frente a los dos problemas fundamentales, situación económica y formación profesional.
Durante la década de 1948-1958, bajo la dictadura militar los docentes no recibieron beneficios económicos, sino hasta el final de ese régimen cuando se les aumento a 546 Bs.
En 1947, el Ministro de Educación Luis Beltrán Prieto Figueroa (Ex presidente de la FVM) puso en funcionamiento la Escuela de Vacaciones del Magisterio y echó las bases del entrenamiento de todos los maestros no titulados y del mejoramiento de la cultura de los titulados. Esto dio origen al instituto de mejoramiento profesional del Magisterio, hoy dependiente de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL).
En Agosto de 1950, durante la celebración de la XV Convención Regional del Magisterio en Trujillo, se puso fin a la unidad gremial conformada alrededor de la FVM. El evento fue disuelto por la dictadura militar y la institución paso a manos de partidarios del Gobierno.
En 1957, los oportunistas directivos, utilizaron la institución para los homenajes espurios a las glorias de la patria y respaldaron las cuestionadas elecciones de ese año.
Dentro del conglomerado magisterial, se mantuvo una fuerza moral muy alta, dispuesta a rescatar el honor de la institución.
En mayo de 1957, se constituyó la Junta Patriótica del Magisterio que obedeció a las mismas causas de la Junta Patriótica Nacional. La integraron, entre otros, Pedro González Blondel, Rubén Cisneros, Ninfa de Ortiz y Luis Alfaro Salazar. Este grupo fue el que convocó para la mañana del 23 de enero de 1958 (Día de la caída de la dictadura) una reunión general del magisterio caraqueño, en cuya asamblea se designó el Comité Reorganizador de la FVM.
Este Comité estuvo presidido por Pedro González Blondel e integrado por Luis Alfaro Salazar, Angel C. Rivas, Rosa Arias, Ninfa de Ortiz, Osmán Aranguibel, Hugo Domínguez, Luisa de Mijares y Rubén Cisneros. Ellos convocaron la XV Convención que se celebró del 23 al 28 de agosto en la Ciudad Universitaria de Caracas.
Durante los años 1958-1968, la FVM se acoge al pacto de unidad, propuesto y firmado por los partidos AD, COPEI y URD para consolidar la democracia. La presencia de los partidos políticos en la FVM hizo decaer la base efevemista.
A pesar de que durante el mismo año del derrocamiento de la dictadura se decretó un aumento salarial para los maestros por parte de la junta de gobierno, que permitió elevar el sueldo a 700 Bs., los docentes venezolanos, vivieron el hecho insólito de una rebaja de 50 Bs. mensuales en cumplimiento de las medidas de urgencia decretadas por el Presidente Rómulo Betancourt.
La actitud pasiva de la FVM, durante este decenio, puede explicarse señalando que la institución estuvo controlada por el partido Acción Democrática. Debe destacarse que si bien no hubo luchas reivindicativas, en el campo del mejoramiento académico se logró mejorar la calidad del sistema educativo.
Durante los años 1958-1979, se realizaron ocho convenciones nacionales, en Caracas (1958), Tucupita (1959), Maracay (1960), Barinas (1962), Ciudad Guayana (1964), Cumaná (1974) y Trujillo (1979). La Convención de Ciudad Guayana culminó sus deliberaciones en Caracas, debido a una tragedia ocurrida en el Parque La Llovizna.
A partir de la Convención de Cumaná, el máximo evento del Magisterio es denominado Congreso de los Trabajadores de la Enseñanza.
Fueron presidentes durante este período, Pedro González Blondel, Félix Adams, Manuel Fermín, Antonio José Medina, Adelso González Urdaneta, José Miguel Monagas, Humberto Anzola e Isaac Olivera.
Es importante destacar que desde el punto de vista jurídico la Federación Venezolana de Maestros tenía carácter de asociación civil en virtud de que los educadores eran considerados funcionarios públicos que se regían en sus relaciones de trabajo por la Ley de Carrera Administrativa y hasta julio de 1980, estuvieron rigiéndose por una Ley Orgánica de Educación, vigente desde el año 1958.
El 28 de julio de 1980, se publica en la Gaceta Oficial Nº 2635, la nueva Ley Orgánica de Educación, aún vigente, cuyos articulados son productos de los aportes del magisterio venezolano discutidos en las últimas convenciones nacionales, siendo Luis Beltrán Prieto Figueroa, uno de sus principales autores. En esta ley se establece el derecho a la sindicalización de los docentes del país, como puede observarse en el contenido del artículo Nº 84 y el de regirse en sus relaciones de trabajo por las Leyes Orgánicas de Educación y del Trabajo (Artículo Nº 86).
Estas disposiciones legales conllevaron a que las instituciones gremiales vigentes se adaptaran a las mismas, por lo que quienes para esa fecha asumían funciones de dirección en dichas organizaciones tuvieron que convocar a los organismos deliberantes correspondientes para tomar las decisiones correspondientes. En el caso de la Federación Venezolana de Maestros, durante el año 1980 se vio envuelta en un proceso electoral antes de adaptarse a las nuevas disposiciones legales, produciéndose una división en su seno por la confrontación político-partidista y la intromisión del gobierno para esa época (COPEY), originándose por un lado la legalización de una organización sindical que mantuvo las siglas de la FVM, con predominio de la tendencia del partido oficialista, presidida por el dirigente magisterial socialcristiano Prof. Carlos Andueza y por la otra la fundación de la Federación Unitaria del Magisterio de Venezuela (FETRAMAGISTERIO), presidida por el dirigente magisterial Prof. Isaac Olivera, militante del MEP y quien presidió hasta esa fecha la FVM como asociación civil.
Es así como entonces en 1981 FETRAMAGISTERIO hace presencia como organización sindical, clasista y de opinión. El 5 de diciembre de ese mismo año se realiza la Asamblea Nacional para su constitución, con la presencia de 10 sindicatos constituidos para la fecha: SUMA-FALCON, SUMA-TRUJILLO, SUMA-MERIDA, SUMA-CARABOBO, SUMA-LARA, SUMA-DISTRITO FEDERAL, SINDICATO PROFESIONAL DE TRABAJADORES DE LA DOCENCIA DEL ESTADO PORTUGUESA, SUMA-TACHIRA, SUMA-ANZOATEGUI Y SUMA-ARAGUA. En el caso de SUMA-SUCRE que igualmente está afiliado a esta Federación, no estuvo presente en esta Asamblea, a pesar de haberse constituido el 26-11-1981 en virtud de que el mismo fue legalizado mediante su inscripción en la Inspectoría del Trabajo del Estado Sucre el 18-12-1981, quedando registrado mediante el Nº 516, del Tomo III Folio 245.
FETRAMAGISTERIO fue legalizada el 18 de enero de 1982, quedando inscrita bajo el Nº 205, folios 110 y 111 del Libro de Registro correspondiente ante el Ministerio del Trabajo.
Actualmente FETRAMAGISTERIO tiene presencia en todo el país, con 24 sindicatos legalmente constituidos y más de 50.000 afiliados de dependencia nacional y estadal.
Toda la dinámica de crecimiento institucional se ve rodeada por tipificaciones socio-históricas manifestadas así:

• Hay una crisis grave en el país.
• La democracia está en peligro por los ramalazos castrenses y populares.
• Un cuadro debilitado de los aspectos sociales, culturales, económicos y políticos del país.
Una expresión de desajuste en la estructura del sistema educativo venezolano.
Frente a este panorama, quienes han ejercido la presidencia de FETRAMAGISTERIO a nivel

nacional, han sido los dirigentes magisteriales siguientes:
1. Isaac Olivera Quintero (1982-1986)
2. Rudecindo Oberto Martínez (1986-1994) (1994-1997)
3. Teolindo Jiménez (1997-2000)
4. José Rafael Marcano (2000-2001)-Comité Transitorio
5. Nelson González (2001-2004) (2004-2009)

Esta organización sindical ha orientado su acción hacia la defensa y principios de:

a) El movimiento sindical.
b) El magisterio como clase
c) La defensa de los derechos e intereses de los trabajadores de la docencia.
d) La participación activa en las decisiones que se adopten sobre la docencia como rama laboral.
e) El derecho de los docentes a tener representación en las instituciones y organismos públicos donde se ventilen los intereses de la clase trabajadora.
f) La estabilidad efectiva en el trabajo.
g) La lucha por la presencia de la educación popular, democrática, gratuita, obligatoria, laica, científica y técnica, además:

• Los valores permanentes de la cultura y la defensa de la identidad nacional.
• Los inalienables intereses que preservan la integridad de la familia.
• Los intereses del niño y del joven
• Los intereses nacionales de la educación.
• El desarrollo nacional independiente.

Durante toda su trayectoria como organización nacional sindical del magisterio venezolano conjuntamente con sus sindicatos filiales, FETRAMAGISTERIO, ha jugado un papel importante en las luchas libradas por los trabajadores de la educación en el país en función de la conquista y defensa de sus derechos y reivindicaciones, destacándose en las discusiones y firma de los distintos instrumentos que regulan las relaciones de trabajo de los docentes venezolanos, desde las actas de convenimientos hasta las Convenciones Colectivas o Contratos Colectivos de Trabajo.

FETRAMAGISTERIO nació para evitar errores históricos y conceptuales, para no estar sumisa tácita o expresamente a un patrono, para evitar todo aquello que signifique beneficio personal por encima de lo social, para caminar al lado de aquellos que trabajaban para que nuestro país sea, más temprano que tarde, la Venezuela que todos hemos soñado. En fin, nació para comprobar que sólo el magisterio es la única estructura capaz de hacer que el pueblo venezolano sea dueño y conductor de su propio destino.


IMPORTANTE PARA TU INFORMACION:

Antes de la aprobación de la Ley Orgánica de Educación de julio de 1980, los educadores conformaron agrupaciones o asociaciones de carácter civil, que no tenían condición sindical. Es así como lograron conformarse las organizaciones: Federación Venezolana de Maestros(FVM), Colegio de Profesores de Venezuela(CPV), Colegio de Licenciados en Educación(CLEV), Colegio de Peritos y Técnicos(CPTIV).
Con la entrada en vigencia de la Ley Orgánica de Educación, a partir del 28 de julio del año 1980, estas asociaciones dieron paso a la conformación de las organizaciones sindicales siguientes: de la FVM se originaron la FVM (sindical) y FETRAMAGISTERIO, el CPV se convierte en FENAPRODO (Federación Nacional de Profesionales de la Docencia), el CLEV en FESLEV (Federación de Sindicatos de Licenciados de Educación de Venezuela), el CPTIV en FEV (Federación de Educadores de Venezuela). De igual forma existía el Sindicato Nacional de Funcionarios Públicos del Ministerio de Educación, que fue producto de una división de la FVM durante la década de los años 70 en época del gobierno de AD, del cual se originó FETRAENSEÑANZA (Federación de Trabajadores de la Enseñanza y afines de Venezuela). Así mismo se constituyó FENATEV (Federación Nacional de Trabajadores de la Educación de Venezuela) que se origina como producto de la división del Comando Intersindical del Magisterio, fundamentalmente afectándose a la FVM y el CPV. Posteriormente y atendiendo criterios políticos-partidistas se crean FETRASINED y ahora más recientemente SINAFUM.
A nivel del Estado Sucre, estas Federaciones Nacionales tienen su representación a través de sus sindicatos filiales:

• FVM……….SINVEMA (Sindicato Venezolano de Maestros (Cumaná y Carúpano)
• FETRAMAGISTERIO……SUMA-SUCRE (Sindicato Unitario del Magisterio del estado Sucre)
• FENAPRODO…….SINPRODO (Sindicato de Profesionales de la Docencia (Cumaná y Carúpano)
• FESLEV……SILE-SUCRE (Sindicato de Licenciados en Educación del Estado Sucre)
• FEV…..SINPROTED (Sindicato de Profesionales Técnicos en Educación del Estado Sucre)
• FETRAENSEÑANZA…..STE (Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza (Cumaná y Carúpano)
• FENATEV……….SINDITE (Sindicato de Trabajadores de la Educación del Estado Sucre)
• FETRASINED…..Se desconoce la existencia de sindicato a nivel del Estado Sucre
• SINAFUM……. El mismo nombre se mantiene a nivel regional.

_______________________________________________________________
_______________________________________________________________

0 comentarios:

Leave a Reply

Popular Posts

Blogger news

En esta cálida mañana y frente a la Estatua de nuestro Libertador, Padre de la Patria, Simón Bolívar, quien fue un gran educador, no sólo porque promovió la apertura de institutos educativos, sino por su preocupación por la educación y la elevación del nivel moral tanto de los seres humanos como de las naciones y cuya condición de maestro, al calificarla en Angostura como “la profesión más apreciada de la humanidad", le permitió comprender que las luchas y las guerras son transitorias y que lo permanente reside en la formación de los hombres, quiero comenzar mis palabras en este acto con motivo del DIA DEL EDUCADOR, expresándoles a todos los que ejercen o ejercieron la noble misión de educar, mis más efusivas, sinceras y sentidas palabras de felicitaciones en este histórico día. Hoy 15 de enero, al conmemorar tan significativa fecha, instituida en nuestro país en reconocimiento a la génesis de la organización gremial de los docentes venezolanos: LA SOCIEDAD VENEZOLANA DE MAESTROS DE INSTRUCCIÓN PRIMARIA, creada un 15 de enero de 1932, por ese insigne educador fallecido, Maestro de Maestros LUIS BELTRÁN PRIETO FIGUEROA y que cuatro años más tarde se convirtió en LA FEDERACIÓN VENEZOLANA DE MAESTROS, consideramos que esta efeméride está vinculada con la importancia que se dé a la educación y a su interpretación como agente de cambios sociales. No se puede comprender la educación si no es desde la perspectiva de su función en la estructura social, porque la educación es de algún modo y en diversos grados una forma de conciencia que realiza el pueblo. Es una función universal, pero su realización no puede ser la misma en todos los tiempos y en todos los lugares. Depende de la concepción de la vida y del mundo en cada tiempo. Cada época y cada pueblo tienen sus ideales, que tratan de inculcar en las nuevas generaciones. La educación formal prepara al niño y al hombre para la vida. La familia conduce sus pasos éticos con el ejemplo y la sociedad los acoge y exige a sus miembros el carácter de experiencia para el desempeño de roles y responsabilidades. De allí que la educación se considere como un problema de política social que corresponde por igual a todos. Y la escuela con el docente están situados en esa estructura con el propósito de coadyuvar en la transformación de la sociedad. Hoy, como nunca antes, debemos considerar la importancia de los mensajes que esta figura esencial, como es la del maestro en la vida de las personas, emite, y que son absorbidos y copiados como patrones de conducta, así como la manera en que éstos son utilizados a lo largo de nuestrasvidas. El maestro venezolano de hoy no puede ser ni puede actuar de la misma forma que lo hacía un maestro de hace treinta años. Y no puede hacerlo porque Venezuela hoy es distinta. Nuestra realidad presente nos devela situaciones que hace muchos años no existían. El ritmo de nuestras vidas ha cambiado, nuestro modo de actuar y desenvolvernos es diferente. El ambiente de politización que respiramos en la calle nos refleja un clima de confrontación y violencia que nos era desconocido. Debemos entender que la figura del maestro en todos los tiempos ha sido un recurso humano de primer orden como factor de cambios en muchas generaciones. En el presente, el docente de nuestro país también puede ser promotor de virajes positivos para la convivencia social armónica posible, en la medida que los valores aprendidos que acompañarán a millones de jóvenes que estuvieron bajo su tutela, sean los adecuados para corregir la intolerancia, el sectarismo y la ceguera. Sin embargo, no puede perderse de vista que existe la posibilidad de que se presenten desvíos negativos cuando se penetra la intransigencia y el fanatismo, como ha sucedido y sucede en la mayoría de los gobiernos totalitarios del mundo, que utilizan escuelas y maestros para adoctrinar políticamente a los estudiantes desde muy temprana edad. El maestro, el docente, el educador en general, debe estar consciente de que sobre sus hombros recae la inmensa responsabilidad no sólo de transmitir conocimientos, sino de formar en valores, que seleccionamos y seguimos durante el tránsito de nuestra historia individual. El maestro, por consiguiente, debe educar para la vida. Y la educación para la vida en democracia es educar para pensar con libertad, para expresarnos con libertad, para vivir con libertad. Para disentir y para reclamar. Para respetarnos y compartir a pesar de las diferencias. Para obedecer las leyes y demandar su cumplimiento. Para ser transparentes y dueños de nuestra voluntad. No para ser súbditos, sino ciudadanos. Con deberes que cumplir y derechos que exigir. Así, la educación impartida por nuestros maestros, debe ayudar a nuestros niños y jóvenes a vencer los obstáculos y combatir la desesperanza aprendida, la mentalidad negativa y el fatalismo. Es por ello, que esta conmemoración es propicia para que los educadores hagamos un acto de reflexión sobre la importancia de la función social que cumplimos y de la dimensión de las responsabilidades que pesan sobre nuestros hombros en la formación de las nuevas generaciones de venezolanos. Por tanto, es necesario que en nosotros se opere un cambio sustancial de nuestra conciencia y nuestro comportamiento, traducido en la adopción de una postura crítica y de alternativa frente a la sociedad y la situación actual, en la reivindicación y dignificación de nuestra quebrantada mística profesional, en la puesta en tensión de nuestras potencialidades creadoras y exigir con fuerza participación en todos los niveles y escalas del acontecer pedagógico y social. Desde luego, que esto implica romper con todo lo que hasta ahora nos ha mantenido atados a una posición contemplativa de la realidad. Ruptura con la condición de objeto del proceso educativo a la que nos han sometido, con el conformismo y la apatía, con la sumisión y la dependencia, con el desconocimiento de lo que ocurre en los diferentes escenarios, con la indiferencia y hasta con la indolencia hacia nuestra necesaria y urgente superación cultural, académica y profesional. Este cambio de conducta, nos obliga además a ser analistas, estudiosos de la realidad en donde actuamos, desarrollar la crítica y la autocrítica de manera permanente y ser agentes y promotores de los cambios sociales. Implica a su vez, la necesidad de defender y fortalecer la escuela pública, a fin de garantizar el cumplimiento de una real y efectiva gratuidad de la enseñanza y el desenvolvimiento del ciudadano en un ambiente pleno de libertades. Por otra parte, queremos expresar que el educador no constituye un ente aislado de la realidad social, por lo tanto no puede estar colocado por encima del bien o el mal, como tampoco puede ver los problemas bajo la óptica exclusiva de sus funciones en el aula, ya que el educador tiene una importante misión, que al realizarla percibe un salario, lo cual le genera unas condiciones materiales de vida, definiéndolo y ubicándolo dentro de la estructura social venezolana, asumiendo en consecuencia un contenido clasista al lado del resto de los trabajadores. En este sentido el educador venezolano, con todo y sus grandes luchas, con todo y sus riesgos, tanto ayer como hoy, sigue siendo un trabajador atropellado por la miseria y la desatención oficial. Somos profesionales que hemos sido tratados a distancia por el Estado, que nos ve no como aquilatados y sacrificados ductores que se esfuerzan por elevar con vocación patriótica, los índices porcentuales de escolaridad formal y contribuir con la formación integral del ciudadano, sino como los depauperados y hasta insignificantes titulares de una cátedra que se envilecen dramáticamente sobre la marginalidad de su propio status económico y social. De acuerdo con la Constitución vigente, la educación está fundamentada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento, de igual forma los padres tenemos el derecho humano fundamental de educar a nuestros hijos dentro de nuestras creencias y valores cívicos y familiares. Pretender darle a la educación de todos los venezolanos una orientación ideológica unilateral, partidista y sectaria, es flagrantemente inconstitucional y violatorio de todos los derechos humanos más elementales. Por lo que ratificamos como principios inalienables e imprescriptibles para la educación de nuestros hijos la democracia, la libertad, el pluralismo, la convivencia cívica y la paz social. Por lo tanto rechazamos de la manera más categórica el totalitarismo, el pensamiento único, el militarismo y la guerra fratricida. Estas son, entre otras, las razones por las cuales nos opusimos a la aprobación de la pasada reforma constitucional y que hoy se pretende imponer a través del nuevo diseño curricular. Por tal razón reiteramos nuestro llamado a todos los sectores y fuerzas sociales del país para emprender acciones que conlleven a abordar la construcción social de un modelo educativo profundamente democrático, que responda a la idiosincrasia de los venezolanos y que incluya la aprobación de una nueva Ley Orgánica de Educación que recoja el sentimiento y las opiniones de todos los factores involucrados en este proceso, así como el desarrollo de un plan de recuperación de las infraestructuras de los planteles, su adecuada dotación, la dignificación de los educadores y la atención socioeconómica de los estudiantes y su familia, por cuanto todo esto forma parte del currículo educativo del país. Es a ello a lo que deben abocarse los gobernantes. El pueblo ya está cansado de tantas pugnas, confrontaciones y elecciones continuas. Es hora de gobernar y de resolver los ingentes y fundamentales problemas que confrontamos los venezolanos. Más que una enmienda a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, respetando la opinión de quienes la defienden, el pueblo lo que exige son respuestas y soluciones a los problemas de inseguridad, desempleo, falta de viviendas, escasez y elevados precios de los artículos de primera necesidad, asistencia social, reparación y dotación de escuelas y hospitales, entre otros. En el caso particular de los educadores, además de estas exigencias, solicitamos del Gobierno Nacional el tratamiento justo que merecemos en correspondencia con la noble misión que cumplimos de acuerdo con lo contemplado en nuestra carta magna, de allí que es incomprensible que durante diez años y habiendo pasado por el Despacho de Educación en la Esquina de Salas cuatro Ministros, entre ellos un ex dirigente gremial del magisterio, regentándolo actualmente quien se inició con este gobierno, sólo se hayan suscrito dos convenciones colectivas de trabajo, mancillándose cruelmente la dignidad y la autoestima de los docentes venezolanos, aún cuando desde el mes de agosto del año pasado, se está discutiendo un documento presentado por una organización sindical magisterial afecta al oficialismo, conjuntamente con dos de las ocho federaciones nacionales del magisterio, desconociéndose la legitimidad y el derecho de las organizaciones sindicales excluidas a discutir la Convención Colectiva de Trabajo de los educadores al servicio del Ministerio del Poder Popular Para la Educación, tal como ha ocurrido a través de la historia de las luchas magisteriales en el País. A nuestro juicio se trata de aprobar un documento, que desdice de las características y condiciones que debe tener un contrato colectivo de trabajo, presentando visos de ser más bien, una normativa de carácter pedagógico y académico, en función de implantar un modelo educativo que fue rechazado por el magisterio entre los meses de marzo y abril del año pasado cuando se intentó imponer la reforma curricular a la que hice referencia anteriormente. De esta forma se pretende entregarle al Gobierno nacional un cheque en blanco para hacer y deshacer en aspectos como el sistema escolar y la carrera docente; afectándose seriamente el futuro de la docencia y de la educación democrática e imponiéndose una pedagogía autoritaria. Por tal motivo el magisterio venezolano debe enfrentar en la calle este adefesio jurídico y sindical e impugnarlo ante los órganos jurisdiccionales por ilegal e inconstitucional. Pareciera ahora, que el Ejecutivo Nacional esté planteando la posibilidad de congelar dichas discusiones y en su lugar supuestamente se habla de decretar un aumento de sueldo para los docentes por el orden del 25 %, a pesar de la crisis financiera presente en el Mundo y en el País, cuyo incremento lo consideramos insuficiente en virtud de que los educadores dependientes del Ministerio de Educación no reciben aumento desde el mes de noviembre del año 2007 y fue el único sector de los trabajadores de la administración pública nacional excluido del 30 % del año pasado, por lo que su poder adquisitivo ha sido fuertemente impactado por la inflación en el 2008, que a nivel de los alimentos se ubicó en un 47 % según el Banco Central de Venezuela. De allí que cualquier ajuste salarial debe estar por encima de este porcentaje. En el plano regional, debemos reconocer, que si bien la situación en términos generales no satisfacen totalmente nuestras expectativas y necesidades, hemos logrado avances importantes en el campo laboral, social y económico del Magisterio dependiente de la Gobernación del Estado Sucre, a través de las diferentes Convenciones Colectivas de Trabajo suscritas con el patrono en sus debidas oportunidades, esperando que el Proyecto Único y Unitario de la VI Convención Colectiva de Trabajo introducida ante la Inspectoría Regional desde el 05-11-2008, se discuta con el nuevo gobierno conforme a lo dispuesto en la normativa laboral vigente. En este sentido, a pesar de las diferencias que pudiesen existir, debemos resaltar como un hecho positivo y relevante, la disposición al diálogo demostrada por ambas partes y que se materializó formalmente el pasado 07 de los corrientes, cuando la dirigencia sindical del magisterio sostuvo una importante reunión con los directores de administración, de personal, planificación y presupuesto del Ejecutivo Regional y con el Secretario Privado del ciudadano Gobernador, Enrique Maestre, en la cual intercambiamos opinión en relación a los compromisos económicos que el Gobierno del Estado Sucre mantiene con sus educadores activos y jubilados. En esta primera conversación, que se repetirá los días 20 de cada mes, arribamos a algunos acuerdos que se estarían materializando en el transcurso de los próximos días y meses, sujeto al establecimiento de un cronograma de pago y en correspondencia con la disponibilidad presupuestaria y financiera del presente año. Dichos acuerdos tienen que ver con los siguientes compromisos contractuales y legales: Ajuste salarial o 28 días que debió cancelarse en el mes de diciembre del año pasado; retroactivo del 30 % de aumento de sueldo decretado por el ExGobernador Ramón Martinez a partir del 01-05-2008 y cuya actualización se hará efectiva a partir de la primera quincena del mes de enero del presente año; la deuda de los últimos tres meses del año 2008 y la renovación de la contratación correspondiente a los servicios de HCM, Funerarios, Fisiatría, Terapia y Rehabilitación; los bonos odontológicos y oftalmológicos así como 5 meses de las becas escolares del año pasado; la diferencia del bono vacacional del año 2008 a los docentes que ingresaron en abril de ese mismo año; los aportes patronales y otros conceptos adeudados a la Caja de Ahorros de los Empleados del Ejecutivo del Estado Sucre y los compromisos que de manera específica se tiene con los docentes jubilados que incluyen el retroactivo (2001-2006) por diferencia del incremento del 4, 5 y 6 % otorgado a los educadores activos en el año 2001, así como lo correspondiente a las prestaciones sociales de los trabajadores de la educación egresados en el año 2002 y 2008, incluyendo los montos derivados de los recálculos de las prestaciones y sus intereses canceladas con anterioridad. Por otro lado estamos solicitando de las autoridades regionales recién electas, a quienes les auguramos los mayores éxitos en sus funciones, respuestas precisas y concretas relacionadas con la apertura de la convocatoria a los concursos tanto para ingresos como para ascensos en la carrera docente, como alternativa legal y contractual para resolver el problema generado con el elevado número de interinos y suplentes que prestan sus servicios para el Ejecutivo del Estado Sucre, permitiéndoles el derecho a ingresar en condición de ordinario para ejercer la docencia, siempre y cuando reúnan los requisitos establecidos en la Ley Orgánica de Educación y el Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente y a quienes por cierto el gobierno regional debe darle un tratamiento laboral y económico conforme a la Constitución y la legislación laboral vigente. Igualmente aprovechamos este ocasión para reiterarle al ciudadano Gobernador del Estado Sucre nuestra solicitud, formulada en anteriores oportunidades, para que declare la Emergencia Educativa en nuestra Entidad Federal, a fin de viabilizar la ejecución de los recursos económicos que puedan disponer los organismos e instituciones públicas gubernamentales con miras a resolver con la mayor prontitud el estado crítico que presentan las plantas físicas de muchas edificaciones escolares del Estado, resaltando entre ellas, las seis (06) instituciones educativas adscritas a la Dirección de Educación del Estado Sucre, seriamente afectadas en sus estructuras y cuyos alumnos no están recibiendo clases con normalidad y en condiciones apropiadas. Sea propicia esta conmemoración para resaltar el papel que han jugado los medios de comunicación social de nuestro Estado, a quienes les expresamos nuestro más profundo agradecimiento por cuanto en todo momento nos han prestado la cobertura y la atención que como sector fundamental para el desarrollo de esta región nos merecemos, asumiendo con ética profesional la obligación de informar veraz y objetivamente a la opinión pública. En tiempos de crisis, la historia ha demostrado, que la respuesta a esta circunstancia, debe ser con recursos y soluciones objetivas. Ratificando en estos momentos que por encima de la demanda material, está la exigencia del magisterio, que no es más que el respeto a su dignidad de ser maestros. Queremos mejores salarios, facilidades y condiciones para mantener nuestra salud y la de nuestra familia, adquirir vivienda, acceder al avance científico y tecnológico, contar con instituciones y programas que contribuyan con nuestra formación, superación y actualización académica y profesional, participar en actividades culturales y sociales, entre otras exigencias, pero igualmente, también queremos que la sociedad y el gobierno nos respete como maestros y profesionales, y ese respeto, somos nosotros y nadie más que nosotros los que tenemos que librar muchas batallas y luchas para conquistarlo, poniéndonos al servicio de la más pura y sincera esperanza del pueblo. Para ello debemos mantenernos alerta todos los días, ya que los derechos y reivindicaciones estarán siempre en peligro cuando a quienes les correspondan o desean disfrutarlas se duermen sobre los laureles y se muestran indiferentes, siendo pertinente esta ocasión para recordar, tal como lo hice hace diez años en esta misma plaza, una de las tantas expresiones, aún vigentes, del inolvidable Maestro de Maestros Luis Beltrán Prieto Figueroa que dice: “Hay quienes quieren un magisterio sumiso, silencioso, arrinconado, incapaz de levantar la voz, pero un pueblo que tenga maestros de esta categoría, tendrá que ser necesariamente un pueblo de esclavos”. Así mismo, es importante recordar y reflexionar que a la par del derecho de los educadores a defender activamente las reivindicaciones conquistadas, están el deber y la obligación de ser cada día mejores servidores del pueblo de Sucre y de Venezuela, trabajar incansablemente por mejorar la calidad de la educación y luchar por el bienestar del pueblo a quien servimos, por lo que asumiendo dignamente el legado que nos dejó, el maestro de nuestro Libertador, Don Simón Rodríguez, reavivemos hoy su propia llama, cuando expresó “Los bienhechores de la humanidad no nacen cuando empiezan a ver la luz, sino cuando empiezan ellos mismos a alumbrar”. Señoras y señores, colegas educadores, muchas gracias.

Espacio Disponible

.

EXPRESATE

Calendario RF

Aliados

PUBLICIDAD

Publicidad

http://1.bp.blogspot.com/_FJnTnaIW1DQ/SrjUBAM6z-I/AAAAAAAAAIo/D5AXOT2omVc/S460/Diapositiva1.BMP

Publicidad

Publicidad

Blogroll

En Construccion